viernes, abril 12

Alexander Medina, nuevo entrenador del Granada | Fútbol | Deportes

El Granada ya tiene nuevo entrenador. Se trata de Alexander Medina, un técnico uruguayo sin experiencia en el fútbol europeo y apuesta personal del nuevo director deportivo del club, el italiano Matteo Tognozzi. Medina ha entrenado al Nacional de Uruguay y luego al Talleres de Argentina. Posteriormente, se hizo con la dirección del Vélez Sarsfield, al que llevó a las semifinales de la Copa Libertadores. Como jugador, recibió el apoyo de cacique y jugó en España. Fueron dos temporadas en el Cádiz y una en el Racing de Ferrol.

Tras 14 jornadas disputadas, el Granada es el penúltimo clasificado y se encuentra a dos puntos de la salvación. No obstante, su racha de resultados es pésima. Solo ha ganado un partido en toda la temporada, ante el Mallorca (3-2), en la tercera jornada. Encadena, por lo tanto, 14 sin ganar, con un bajo saldo de cuatro de los últimos 33 puntos en disputa.

Paco López, que se despidió de la afición y de los jugadores, llegó al Granada en la jornada 16 de la pasada temporada y logró subir al Granada, además. Ofreciendo un buen juego. Realmente, el equipo andaluz siempre había mostrado buenas sensaciones aunque no llegaran los resultados. Por ejemplo, empató con el Barcelona en casa (2-2) en un día donde Bryan Zaragoza, su principal estrella, jugó a un gran nivel. Sin embargo, contra el Alavés y después de todo un parón para reforzarse física y mentalmente, el equipo ofreció una imagen bastante débil.

La plantilla del club andaluz tiene carencias que no fueron solucionadas el pasado verano. Faltan centrales y medios que doten de contundencia a un grupo que es muy endeble. De hecho, el Granada ha recibido goles en todos los partidos que Liga que ha disputado (33) y es el segundo que más encaja de toda la competición tras el Almería. En cuanto a Paco López, sus últimos números en la máxima categoría son bastante pobres. Solo ha ganado un partido de 30.

La eliminación en la Copa del Rey por alineación indebida ante al Arousa mermó mucho también la imagen de Paco López ante los dirigentes del club (propiedad china). El técnico no se hizo responsable de la alineación indebida del portero del filial y echó las culpas al club. El Granada tiene ahora dos partidos muy complicados. Visita al Madrid el próximo dos de diciembre y recibe al Athletic Club.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.