domingo, abril 14

España, talento, velocidad y desborde | Mundial fútbol femenino 2023

Aitana Bonmatí conduce el balón ante el acoso de las jugadoras de Suecia.HANNAH MCKAY (REUTERS)

”Aitana Bonmatí es una jugadora de la que estoy completamente enamorado por la forma en la que juega. Diría que es como Iniesta en el fútbol femenino. El equipo del Barcelona ha tenido un impacto increíble en el fútbol”. Las palabras de Pep Guardiola, que acaba de conseguir su título número 36 con el Manchester City con la conquista de la Supercopa de Europa ante el Sevilla, alaban a una de las estrellas de la selección española de fútbol y muestran cómo grandes iconos del fútbol mundial ponen su atención en el equipo de Jorge Vilda. Bajo la batuta de Aitana, España se ha mostrado como un equipo versátil, que combina el juego de posesión con la verticalidad y que ha mostrado una gran capacidad para adaptarse a lo que requiere cada encuentro. Esa personalidad del juego de España es alabada por entrenadoras como María Pry, ahora en el Betis después de una amplia trayectoria en el fútbol.

“España me encanta porque responde muy bien al concepto de adaptabilidad. Es decir, sabe perfectamente darle a cada partido lo que necesita. Para llegar a ese punto, un equipo ha de mostrar una enorme madurez”, expone Pry a este diario. “Claro que hay un estilo en España, pero no uno solo. Si tuviera que reseñar algo diría que tiene un excelente juego de posesión y luego sabe actuar con verticalidad. Otro aspecto de España que me llama la atención es lo bien que hacen la presión alta, intentando recuperar muy arriba tras una pérdida del balón”, añade la entrenadora entre otros equipos del Sevilla, Betis, Madrid o Levante.

El paso adelante de España como equipo es explicado también por Santi Denia, seleccionador nacional sub 21 y campeón europeo sub 17 y sub 19 con el combinado español. “Cuando un equipo llega a una final del Mundial es que está haciendo muchas cosas bien. Hay un gran trabajo detrás, desde el presidente al último empleado de la Federación. A mí tampoco me sorprende lo que están consiguiendo porque estas jugadoras están acostumbradas a ganar y jugar partidos importantes en las categorías inferiores. Se han ido forjando como ganadoras”, indica Denia.

“Tenemos esa mentalidad ganadora y, además, hay mucho talento. Eso nos coloca ante un modelo reconocible que va más allá del físico. España es una mezcla de velocidad, talento y desborde”, añade el seleccionador español sub 21.

Otro entrenador que conoce bien a la selección española es Cristian Toro, actual técnico del Sevilla y con una experiencia de 12 años en la Liga española. Toro, por ejemplo, fue el técnico que reconvirtió a Olga Carmona, la capitana de España y actual jugadora del Madrid, de la posición de extremo a la del lateral. “Es muy competitiva, tiene fuerza y chispa. La puse de lateral y funcionó. Fue una época complicada la que vivimos en el Sevilla, de la que salió fortalecida”, afirma Toro, quien también ha entrenado a Cata Coll, Ivana y Claudia Zornoza.

Toro, al igual que Denia, considera que España ha forjado un espíritu ganador producto de sus triunfos en las categorías inferiores. “España está recogiendo los frutos de un buen trabajo. Ya se ganó el Mundial sub 17 (en 2018 ante México) y el Mundial sub 20 (contra Japón el pasado año). Es un equipo ya ganador”, aclara.

En cuanto al juego de España, Toro destaca el crecimiento físico del equipo. “Estas jugadoras, con talento y un buen trabajo táctico aprendido desde pequeñas, han nivelado la diferencia física que antes existía con selecciones como Estados Unidos, que destacaban en ese aspecto”, aclara.

“Hay una clara evolución positiva desde que el fútbol español femenino se ha ido profesionalizando. Con mucho trabajo de los clubes en jugadoras que empiezan a formarse desde muy pequeñas, son cada vez más completas”, aclara Pry, quien ha visto la buena evolución del fútbol femenino en España. A sus 38 años, comenzó a entrenar al Sevilla en 2008 después de un periplo como jugadora en el Dos Hermanas y el Sevilla.

“Hay un aspecto que me gusta también del juego de la selección y es el desborde en banda. No se ven muchos equipos que regateen en el Mundial y España tiene esa capacidad por fuera que aumenta sus capacidades”, reseña, por su parte, Santi Denia.

“No podemos olvidar la influencia del Barcelona para que algunas de estas jugadoras tengan una mentalidad ganadora. La apuesta de este club por el fútbol femenino ha sido muy importante”, señala Toro, quien intentará consolidar a su Sevilla en lo alto de clasificación.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites