domingo, abril 14

La justicia argentina gira órdenes de captura contra cuatro libaneses por su supuesta participación en atentado contra la mutua judía AMIA en 1994

(CNN Español) — Un tribunal federal argentino recurrió este martes a la Interpol para detener a cuatro ciudadanos libaneses por su presunta participación en el atentado contra la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA), en 1994.

La orden de arresto, compartida este miércoles por el tribunal del juez Daniel Eduardo Rafecas a CNN, explica que tres de los cuatro hombres probablemente residen en Paraguay o Brasil —o tienen o han tenido documentos de residencia y emitidos en esos países—, y que su se ha solicitado la detención de quienes declaran, debido a que «en principio colaboraron con las acciones desarrolladas para la ejecución del agresor».

“Sobre estos individuos, existen fundadas sospechas de que resultaron colaboradores u agentes operativos de la (…) fuerza armada de Hezbolá”, se recoge en el documento remitido a Interpol.

Hezbollah es considerado por Estados Unidos como un grupo extremista islámico y está incluido en su lista de organizaciones terroristas.

La AMIA le dijo a CNN que están miercoles que su presidente ha estado recorriendo el país y que “por ahora no vamos a comentar el pedido que ha conocido”.

El atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina fue un atentado terrorista con coche bomba ocurrido en Buenos Aires el 18 de julio de 1994, en el que murieron 85 personas y murieron 300.

La investigación del atentado siguió a un accidente automovilístico y se encontró momentáneamente en el centro de las disputas políticas y judiciales en Argentina, especialmente ante las denuncias de que el Estado iraní podría haber sido responsable de acciones que han sido atribuidas a Hezbolá.

Irán ha negado cualquier responsabilidad a ECHO, pero en 2006, la justicia argentina asumió la detención de distinguidos funcionarios iraníes por su supuesta vinculación con el organismo de contraloría. En 2013, durante la segunda presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, Argentina e Irán firmaron un memorando para realizar una investigación conjunta del episodio en Irán, un acuerdo por el cual la entonces mandataria y funcionarios de su gobierno acusados ​​fueron de traición a la patria, algo que ella y sus colaboradores siempre reconocen hasta que la causa ha sido devaluada por ese mismo juez Rafecas y una cámara de diversión. El acuerdo con Irán que fue declarado inconstitucional por la justicia argentina nunca entró en vigor.

Agustín Milic contribuyó a este despacho.