viernes, abril 12

La reconstrucción de un informe pericial señala posibles autores intelectuales del asesinato de un general en 2010 en Ecuador

(CNN Español) — Un informe pericial que encargó el gobierno de Ecuador y fue presentado recientemente señala a los posibles autores intelectuales del asesinato en 2010 de un general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), un caso judicial emblemático del país por el que aún se espera justicia.

La noche de este martes, el perito argentino Roberto Meza Niela presentó públicamente la reconstrucción del tercer informe entregado a la Fiscalía en 2013 sobre el asesinato en 2010 de Jorge Gabela, excomandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana entre enero de 2007 y abril de 2008.

El informe fue reconstruido por disposición legal emitida este año por la Corte Constitucional a la Presidencia de la República para que designara una comisión que coordinara las acciones para que Meza ―que fue contratado para estudiar el caso Gabela en 2013― lo elaborara nuevamente, tras afirmar que el original había sido manipulado.

Presentación del tercer informe reconstruido por el perito Roberto Meza el 11 de julio de 2023. (Crédito: FM MUNDO” afiliada de CNN).

El informe asevera que Alonso Espinoza y Rodrigo Bohórquez, generales en servicio pasivo de la Fuerza Aérea, serían los presuntos autores intelectuales del crimen de Gabela, conclusión que estuvo sujeta a especulaciones antes de la reconstrucción del informe.

Este documento no representa una acusación criminal formal en contra de los señalados.

CNN está intentando contactarse con los generales y su defensa para conocer su respuesta al informe pericial. CNN ha realizado varias llamadas desde el miércoles en la mañana a los dos generales y les ha enviado mensajes que hasta el momento no han sido respondidos. También está tratando de conversar con sus respectivas defensas.

El caso Gabela ha sido uno de los más emblemáticos de la justicia ecuatoriana, marcado por un largo camino judicial emprendido por Patricia Ochoa, viuda del general Gabela, con la finalidad de exigir justicia.

El general fue atacado el 19 de diciembre de 2010 en su domicilio, ubicado en una urbanización cerrada en Samborondón, provincia de Guayas, por sujetos armados que ingresaron a su vivienda y dispararon.

Gabela recibió un disparo que le provocó la muerte 10 días después en un hospital de Guayaquil, según los reportes médicos de la época y de la información de la familia Gabela.

Foto del general Jorge Gabela durante una de sus comparecencias. (Crédito: Ecuavisa afiliada de CNN)

Señalamientos por la compra de los helicópteros

El informe detalla que meses antes del crimen, en febrero 2010 (más de tres meses después del primer accidente de uno de los helicópteros), el general Gabela había denunciado en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional y en declaraciones públicas irregularidades en la compra de siete helicópteros Dhruv. Dos de esas aeronaves se accidentaron por “fallas humanas” y otros dos por fallas técnicas, según informó la Presidencia. Los accidentes dejaron víctimas mortales. Los otros tres helicópteros están inutilizados tras los accidentes, y la Fuerza Aérea ordenó su paralización indefinida, de acuerdo con el gobierno.

Gabela sostenía que las aeronaves no cumplían con especificaciones técnicas de seguridad y que hubo falta de transparencia en el proceso de licitación. Eso llevó a Gabela y a varios generales a comparecer ante las comisiones legislativas, que investigaron la compra de las aeronaves.

General Jorge Gabela (Crédito: Fuerza Aérea Ecuatoriana)

Los señalados

En 2007, Bohórquez formaba parte del Comité de Contrataciones de la Fuerza Aérea, y en 2008 fue designado comandante general de la Fuerza Aérea por el entonces presidente Rafael Correa. Tras su designación, Bohórquez continuó el proceso de compra de los helicópteros, indica el informe.

En 2009, Bohórquez designó a Alonso Espinosa como “responsable directo de la materialización del contrato”, señala la pericia de Meza.

En marzo 2016, durante una comparecencia en la comisión de relaciones internacionales en la Asamblea, Bohórquez indicó que el proceso de adquisición de los Dhruv se dio de manera correcta, cumpliendo disposiciones contractuales, legales y económicas. Además, indicó que la decisión de compra respondía al apoyo gubernamental para modernizar y actualizar el equipamiento militar.

Mientras que Espinoza, en una comparecencia ante la comisión legislativa que investigaba el caso Gabela, en septiembre de 2018, señaló que “no tuvo nada que ver” con la compra de los helicópteros.

Ambos generales en sus comparecencias ante la Asamblea expresaron que no tenían nada personal con Gabela, que su relación era buena y que sus diferencias fueron profesionales.

General (sp) Rodrigo Bohórquez durante una comparecencia ante la Asamblea. (Crédito: Asamblea Nacional Ecuador)

Sin embargo, el perito asegura que el motivo principal para atentar contra la vida de Gabela tendría que ver con sus denuncias públicas y cuestionamientos sobre la compra de los helicópteros. Meza sostiene que existían motivaciones personales y económicas por una adquisición que desencadenó en una investigación judicial por peculado en contra de varios funcionarios y miembros militares. Sin embargo, el mes pasado un juez sobreseyó a 18 procesados en la investigación por peculado en un polémico fallo que recibió cuestionamientos por parte de la familia Gabela sobre la independencia del proceso.

Meza infiere que los generales señalados consideraban a Gabela como una figura incómoda en la negociación de los Dhruv. Algo que los generales han negado en sus pronunciamientos ante la Asamblea.

“Para sacar del medio o para silenciar al general Gabela, que estaba terminando con un gran negocio económico. Las denuncias de Gabela repercutían en el negocio hacia el nivel superior”, afirmó Meza este martes, durante la exposición de su informe.

CNN consultó al Ministerio de Defensa si responderá a los resultados del informe pericial pero el Departamento de Comunicación adelantó que no se hará ningún pronunciamiento al respecto.

General (sp) Alonso Espinoza durante una comparecencia ante la Asamblea (Crédito: Asamblea Nacional)

CNN también se comunicó con el coronel del Ejército en situación pasiva Patricio Quelal, miembro de una de las asociaciones militares retirados. Dijo que consideran al informe de Meza como un “tema político” y que las agrupaciones en servicio pasivo no hacen pronunciamientos políticos. Evitó dar más detalles.

¿Cuál fue la reacción de Rafael Correa?

Rafael Correa fue condenado a 8 años de cárcel

Rafael Correa, expresidente de Ecuador. (Crédito: JOHN THYS/AFP via Getty Images)

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa reconoció este miércoles en entrevista con CNN que había una disputa pública entre esos altos mandos de la Fuerza Aérea en esos años de su gobierno, pero aseguró que no tiene ninguna relación con los generales Espinoza y Bohórquez, y negó que haya existido encubrimiento por parte de su gobierno.

“No ha habido encubrimiento de ninguna clase. Tendrá que probar Meza lo que dice, que además no tiene un valor jurídico lo que ha hecho. Tiene que ser un perito designado por el Poder Judicial, no un payaso contratado”, afirmó Correa. Según señala el propio informe, Meza fue contratado en 2013, cuando Correa era presidente, por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Culto para generar, recopilar y obtener información e indicios confiables y objetivos, además de «definir en forma objetiva y probada el móvil del crimen».

Rafael Correa asumió la presidencia en 2006 y los helicópteros fueron adquiridos en 2008. Correa niega conocer si existían dificultades técnicas con los helicópteros. Incluso una de estas aeronaves estaba destinada al transporte del entonces mandatario que se trasladó 254 veces en recorridos dentro del país, según registros de la Secretaría de Comunicación.

El exmandatario dijo que Meza ha sacado conclusiones en función de motivaciones y lugares comunes. Sostiene que el documento es pobre y busca afectar a la campaña electoral de su movimiento político.

El exmandatario considera que es una “grave acusación” la que ha hecho Meza contra los dos generales e insiste en que deberá ser probada. Cuestionó que años después Meza haya solicitado más fondos para la reconstrucción del tercer informe y que no haya recordado a quienes incluyó cómo presuntos “autores materiales” en el documento presentado años atrás.

“Eso es irracional, eso es un insulto a la más elemental inteligencia, quién con algo de neuronas puede creer eso, eso es una gran farsa”, cuestionó Correa.

También afirmó que su gobierno ha recibido informaciones “muy diferentes” sobre las motivaciones del crimen del general Gabela, que no quiso detallar, pues dijo que prefiere respetar el dolor de la familia.

“Hemos guardado la prudencia del caso porque son elucubraciones como siempre, pero tampoco vamos a permitir que se difame a mi gobierno”, puntualizó el expresidente.

Viuda de Gabela: Un gobierno quiso tapar la verdad sobre el asesinato

Patricia Ochoa, viuda del general Gabela, recibiendo el tercer informe sobre la muerte de su esposo. (Crédito: Jeannine Cruz, miembro de la comisión coordinadora)

Tras la presentación y entrega del tercer informe, Patricia Ochoa, viuda de Gabela, dijo que ha vivido más de una década de persecución al buscar justicia por este asesinato. Insistió en que durante estos años ha evidenciado intentos por encubrir a los autores intelectuales del crimen, sin precisar exactamente desde qué sectores.

“Un gobierno quiso tapar la verdad sobre el asesinato del general Gabela”, precisó Ochoa, quien planteó algunas preguntas: “¿Qué esperamos como sociedad, seguir ocultando y enterrándonos en corrupción y que la justicia no haga nada, tener que luchar por años? ¿Cuántos sentenciados intelectuales del asesinato de mi esposo hay? Ninguno. Es triste pensar cómo actúa la justicia. La justicia nuestra no sirve para nada”, enfatizó.

Tanto Ochoa como Meza dijeron que esperan que este insumo sirva a la Fiscalía General del Estado para continuar con la investigación sobre la autoría intelectual del crimen. La Fiscalía convocó este miércoles a Meza a rendir una versión ampliada sobre su informe pericial.

La Fiscalía mantiene la investigación en reserva

El Departamento de Comunicación de la Fiscalía General de Ecuador comentó señaló a CNN que el proceso judicial sobre el asesinato del general Gabela se mantiene en “investigación previa” y que se respetará la reserva que impone la ley.

En 2012, la Fiscalía logró una sentencia por parte de un Tribunal de Garantías Penales en contra de cinco personas por su participación material en el asesinato de Gabela. Tres hombres fueron sentenciados como autores a 25 años de prisión, y otros dos a penas de hasta dos años por su participación en calidad de cómplices un cuarto a 12 años y seis meses como cómplice, y un quinto a dos años como encubridor, según la Fiscalía. Durante el proceso, que sigue en marcha, la Fiscalía no ha logrado imputar a posibles autores intelectuales.

La viuda de Gabela cuestionó que más de 12 años después no se haya procesado a los autores intelectuales.

Señalan que el autor material estaría vivo

El informe de Meza hizo una afirmación adicional, al señalar que un tal “alias Francis” sería el sicario que detonó el arma que terminó con la vida del general Gabela. Meza sostiene que esa persona estuvo presa en 2011 por “otros delitos”, y que en marzo de 2012 salió de la cárcel. En ese mismo año habría sido reportada su muerte en medio de un ajuste de bandas. Tres años después de su supuesta muerte, el perito señala que “alias Francis”, fue procesado en 2015 por un asesinato.

Según el informe del perito, “alias Francis” tendría dos identidades, una de las cuales reporta actividades en los últimos años como haber votado en las elecciones de 2021. De acuerdo con su hipótesis, “alias Francis” habría sido pagado por un general de la FAE para el asesinar a Gabela.

¿Por qué se reconstruyó el informe este año?

Comisión coordinadora para traer al perito Meza al país en la Presidencia de la República el 14 de marzo de 2023 (Crédito: Presidencia de Ecuador).

Una sentencia de la Corte Constitucional de Ecuador emitida en febrero de este año aceptó una acción extraordinaria de protección presentada por la Defensoría del Pueblo para que Ochoa accediera a este informe, elaborado años atrás por Meza.

En diferentes declaraciones públicas, el perito indicó que el informe que entregó a la Fiscalía en 2013 había sido manipulado, mutilado y que se perdió su custodia. Ese informe contenía información sobre los autores intelectuales.

La Corte Constitucional dispuso como medida de reparación a Ochoa que la Presidencia de la República designara una comisión para que coordinara el retorno de Meza a Ecuador y reconstruyera el informe.

El presidente Guillermo Lasso designó en marzo a tres miembros de la comisión que lograron el retorno de Meza y gestionar fondos para la reconstrucción del informe.

“Me uno al clamor nacional de que aquel triste suceso se esclarezca completamente y no descansaremos hasta que así sea (…) Sabemos que previo a aquel acto cobarde, el general Gabela denunció irregularidades en la compra de los siete helicópteros Dhruv, de los cuales cuatro se accidentaron y tres ahora son simple chatarra”, dijo Lasso el 14 de marzo.

El Estado destinó los recursos económicos para el pago de hospedaje, alimentación y de contratación del perito Meza. El Centro de Inteligencia Estratégica (CIES), entidad del Estado, se encargó del pago de honorarios, según informaron los miembros de la comisión de coordinación para el retorno de Meza a Ecuador. El monto de los honorarios se mantienen en reserva por parte de la comisión.

La investigación del crimen de Gabela y de la compra de los helicópteros abrió una disputa entre el Estado ecuatoriano y la empresa india Hindustan Aeronautics Limited (HAL) fabricante de los helicópteros, a través de su representante en Ecuador, la compañía SUMIL C.A. El Gobierno suspendió de forma unilateral el contrato y SUMIL demandó al Estado ecuatoriano. En el juicio por peculado que sobreseyó a los 18 procesados del caso Dhruv en junio, el representante de SUMIL también fue favorecido con el fallo.