sábado, julio 20

Los Spurs baten con Wembanyama su récord histórico de derrotas consecutivas | Baloncesto | Deportes

Otro partido, otra derrota. Da igual que Victor Wembanyama juegue bien, mal o regular. Los San Antonio Spurs pierden una y otra vez. El equipo que dirige Gregg Popovich ha perdido este lunes en Houston frente a los Rockets (93-82). Con ello, los Spurs acumulan 17 derrotas consecutivas y baten el récord histórico del club. Su balance de 3 partidos ganados y 19 perdidos los sitúa como colistas de la Conferencia Oeste de la NBA y también es el peor arranque de temporada del equipo en su historia.

Para el pívot francés, número 1 del draft, la situación es frustrante. Este lunes sumó 15 puntos, 18 rebotes, 5 tapones y 3 asistencias en 33 minutos, unas cifras impresionantes para un novato, que además dejó un espectacular mate a una mano con la oposición de Alperen Sengun. El jugador sigue acumulando buenos datos personales y un desastroso balance de equipo. Al cumplir sus primeros 20 encuentros, los aficionados a la estadística pusieron en marcha sus bases de datos y concluyeron que era el primer jugador de la historia de la NBA que consigue 350 puntos, 50 asistencias, 50 tapones y 25 robos en sus primeros 20 partidos. A la altura de las expectativas creadas.

El viernes, en otro partido brillante del francés, Wembanyama, hizo historia con su primera actuación de 20 puntos y 20 rebotes. Wembanyama se convirtió en el jugador más joven de la historia de la NBA en lograr un partido de 20-20. Con 19 años y 38 días, superó en cuatro días la marca que hasta entonces ostentaba Dwight Howard. En concreto, logró 21 puntos y 20 rebotes, los mismos que Howard el 15 de noviembre de 2005 como novato con los Orlando Magic. Como además puso cuatro tapones y en el baloncesto profesional estadounidense hay estadísticas para todo, la NBA recordó que el último novato con un partido 20-20 que incluyó cuatro tapones fue Shaquille O’Neal el 12 de noviembre de 1992. ¿La gran diferencia? Howard y O’Neal celebraron esos logros con victorias de sus equipos. Los Spurs de Wembanyama, en cambio cayeron derrotados 112-128 ante los Chicago Bulls.

“Por supuesto que no es fácil, pero no tenemos elección”, dijo Wembanyama este lunes tras su derrota ante los Houston Rockets. “Hay que seguir adelante, seguir machacándonos. Lo bueno es que nadie duda de que a la larga seremos los ganadores. Odio perder, pero sigo centrado en el objetivo a largo plazo”, añadió.

Los de San Antonio llevan sin ganar desde la victoria sobre Phoenix del 2 de noviembre. En el partido de este lunes, los Spurs encestaron 5 triples en 41 intentos (12%). Keldon Johnson falló sus nueve tiros de larga distancia; Devin Vassell hizo 1 de 9, y Wembanyama, 1 de 6. “Se han dejado la piel. Hicieron un gran partido”, dijo el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, sobre la actuación de su equipo. “Es difícil saber qué hacer cuando fallas tantos tiros. Tienes que meter algún tiro en la NBA. No puedes tirar 5 de 41 de tres. Hicieron un gran trabajo defensivo. En ese sentido, estoy muy orgulloso de ellos. Pero solo me siento mal porque es difícil saber qué hacer cuando fallas tantos tiros. Lo pone muy, muy difícil. Pero están creciendo en todos los sentidos y solo deseo que puedan tener un respiro en ese sentido en cuanto a meter algunos tiros”, añadió.

Los 82 puntos anotados por los Spurs en el partido contra los Rockets son la menor cifra de toda la temporada de cualquier equipo de la NBA y dan idea, junto al porcentaje de triples, de la sequía anotadora de San Antonio.

Los dos próximos partidos de los Spurs son contra los Lakers de LeBron James, con el que se ha comparado a Wembanyama. Pero mientras que LeBron sigue siendo decisivo y viene de ganar la Copa NBA tras más de 20 años jugando al máximo nivel, al novato le toca armarse de paciencia y esperar tiempos mejores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.